AMOR NO CORRESPONDIDO

AMOR NO CORRESPONDIDO
Muchas personas pueden identificarse con el hecho de que nos cuesta soltar una relación que no nos interesa aunque no nos sintamos correspondidos.

El hecho de aceptar que la persona que hemos elegido como nuestro compañero o compañera no nos acepta para tal fin no nos resulta sencillo. Podemos llegar a hacer y hacernos mucho daño en el intento de conservar a nuestro lado a quien no quiere estar.
Motivos

Existen varios motivos por los que podemos engancharnos a personas que no comparten nuestros sentimientos:
Tomar la situación de no recibir, no ser correspondidos, como un reto: Esto puede provocar en nosotros unas ganas de conquista, una capacidad de lucha para lograr enamorar a la otra persona. En algunos casos se consigue, pero también nos encontramos que, una vez reconquistada la persona de nuestros sueños, es el conquistador/a el que decide abandonar la relación.

Lo que normalmente se termina haciendo es forzar la situación y añadir más rechazo, miedo o lástima a la separación.
Hemos recibido escasas demostraciones de cariño: Cuando la situación normalizada es la de no haber recibido afecto por parte de padres, hermanos… o escasas demostraciones de cariño o atención, podemos crecer con la creencia de que el amor se tiene que “ganar”. Esto nos ocurre, sobre todo, cuando vivimos estas situaciones en etapas tempranas de la vida y crecemos con creencias y emociones al respecto. En este caso habría que estudiarse y no seguir atrayendo situaciones donde el recibir amor sea una lucha y un sacrificio.
No merecimiento: A veces consideramos, de forma consciente o inconsciente, que no merecemos un amor como el que nosotros entregamos, eso puede dar lugar a que nos atemos a personas que no han demostrado tener ningún interés en nosotros.
Aceptación: Todos necesitamos ser aceptados por los demás, en ocasiones, incluso más que por nosotros mismos. De tal forma que nos resulta muy complicado aceptar que la persona en quien depositamos nuestro amor no nos corresponda. Si conseguimos reforzar nuestra autoestima, lograremos, poco a poco, desligarnos de esas relaciones que acaban siendo muy tóxicas para nosotros.
También puede ocurrir que nos amaron, pero que nos han dejado de querer y nos aferramos a un recuerdo que no va a volver.

Para comenzar una relación se necesitan dos personas, pero para finalizarla basta con que una de ellas no se sienta bien. Esto hay que asumirlo y dejar que se rompa el lazo procurando causar el menor daño posible.
Debemos conocernos, valorarnos y darle a cada persona el lugar que, justamente, debe ocupar en nuestra vida. No es bueno para nosotros regalar nuestro amor a quien ni lo reconoce ni lo merece. No siempre seremos correspondidos, pero no por ello debemos conformarnos con cualquiera. Debemos identificar cuando somos prescindibles en la vida de alguien y reservar muestro afecto y amor para quien esté dispuesto a compartir el suyo.

 

Cuando las personas se enamoran, se cuidan y protegen los sentimientos del otro. Tu compañero no hará nada que pueda lastimarte, no dejará sin contestar tus mensajes, encontrará tiempo para verte, cuidará tu estado de ánimo, te tendrá en sus pensamientos y lo sentirás. Será sincero y honesto y nosotros lo seremos también.

Dependiendo de la edad podemos entender las relaciones de una u otra manera. En la juventud no sabemos qué tipo de persona es la adecuada para compartir nuestro tiempo, somos inexpertos y en muchos casos, no nos entendemos a nosotros mismos. Cuando llegamos a la edad adulta, solemos tener las cosas más claras. Hemos tenido experiencias y sabemos lo que queremos y lo que no, nos sentimos más libres.

También hay personas que a su edad adulta deciden quedarse solas. A veces porque la experiencia anterior ha sido traumática y se han cerrado a buscar el amor de nuevo. Otras, simplemente, están a gusto en su soledad y no desean estar con nadie.
Pero también hay personas que disfrutan de la vida a cualquier edad, aprecian cada momento, aman a las personas y aprovechan las situaciones que la vida les pone por delante. Son seres que se aman a sí mismos y que están convencidos de que en algún lugar de este planeta existe aquella persona con la que alcanzar el equilibrio y la armonía de vivir en compañía.
Unas veces nos sentimos inclinados a apuntarnos a ese taller de escritura y la persona perfecta para nosotros está allí. Otras, eres un ingeniero de viaje en un congreso, un pasajero en un vuelo… “Love is in the air”, como bien dice la canción.

Lo más importante es confiar en que merece la pena y entrar en acción, si no salimos del salón de nuestra casa es difícil que nos ocurran cosas extraordinarias. Si lo pienso bien, lo desconocido nunca me ha fallado.

Siéntase libre de comunicarse directamente con nosotros, haga que las cosas sucedan.
Número de móvil +34 698 52 23 72.
Estaremos encantados de asesorarte y resolver tus dudas.
Nuestro horario de atención telefónica es de 10:00h a 20:00h de lunes a viernes.

También puede contactarnos por email:
info@munaymatchmaking.com

Si estás interesado en ser AFILIIADO (opción gratuita) y conocer a nuestros exclusivos clientes,
ENTRA AQUÍ

Date la oportunidad de encontrar una relación de alto nivel de la
manera más segura y profesional.
¡No vas a perder nada, pero puedes ganar mucho!


EN MUNAY MATCHMAKING MINIMIZAMOS LOS RIESGOS Y AUMENTAMOS TUS POSIBILIDADES.

¿Por qué elegirnos?Nuestro Proceso