Nuevas tecnologías en las relaciones amorosas

Según un estudio realizado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (CONICET) analizando el impacto que las nuevas tecnologías tienen en las relaciones amorosas, llegaron a la conclusión que las redes sociales han disparado nuestra necesidad de control y de tener respuestas inmediatas todo el tiempo. Nos hemos acostumbrado a no esperar, queremos tener información YA, saber qué está ocurriendo en cada instante.

Y por supuesto, esta actitud tiene influencia sobre nuestras relaciones de pareja. Si enviamos un mensaje de texto o WhatsApp, esperamos una respuesta sobre la marcha. El famoso tick azul en un mensaje (mensaje visto) unido a una falta de respuesta, se puede interpretar como una forma de desprecio.

Si no me contestan, y veo que la persona en cuestión está en línea, supongo que estará hablando con otras personas más de su interés y ese silencio se hace insoportable.

Según el estudio del COCINET, esto crea situaciones de control sobre la pareja y de descontrol sobre uno mismo, pudiendo llevar la situación a unos celos excesivos.

“No hemos domesticado totalmente todos estos canales de comunicación. Es como un animal que nos puede todavía morder o atacar”, admite Francesc Núñez, sociólogo de la UniversitatOberta de Catalunya (UOC) y experto en análisis de redes. “Las parejas no se han dado cuenta del papel creciente y central que estas plataformas tienen en su vida del día a día y en su vida amorosa. La mensajería instantánea reformula las perspectivas que se tienen sobre el otro, crea nuevas expectativas, esperanzas y deseos, borra los antiguos y se sobrepone a algunos de ellos, modificando la manera en qué se forja la relación”, explica.

Todo esto ha generado un gran debate sobre la protección de la intimidad y el control en la pareja. Aunque el problema real no está en las redes, está en nosotros mismos, si eres celoso o celosa, las redes lo potenciarán. En las relaciones de “toda la vida” no teníamos tanta información, no veíamos, por ejemplo como nuestra pareja interactuaba en Facebook con diferentes personas y la complicidad que eso puede llevar aparejado, sintiéndonos desplazados de esas bromas o comentarios. Esas grietas generan situaciones de conflicto y discusión, ya no somos el centro del mundo de nuestra pareja y eso, en algunos casos es difícil de asumir.

Paco Caballero, director de cine (rodó un corto titulado “Doble check” en el que ironizaba precisamente sobre esta función del WhatsApp y reflexionaba sobre el peso que tiene en la vida de las parejas), es bastante crítico con las redes sociales “En el fondo usas las redes sociales para hablar de banalidades. No hablamos de los problemas de verdad. No nos enfrentamos a ellos. Creemos que la tecnología nos acerca a la otra persona, pero en realidad nos aleja y convierte las relaciones en relaciones de poca profundidad. No nos enfrentamos a la vida real”, acusa. Y cita un ejemplo significativo. “El otro día quedé con unos amigos en casa. Me di cuenta de que estábamos los tres en el salón, pero todos absorbidos en el móvil. Pasamos más tiempo en la pantalla y estamos más pendientes de él… en lugar de hablarnos a la cara”.

Ventajas del amor electrónico

Pero no todo es malo, en contrapartida a lo anterior tenemos múltiples ventajas del amor electrónico. Por ejemplo, la distancia y el tiempo desaparecen, la conexión existe y puedes compartir momentos especiales con quien te apetezca. Puedes incluso estar en un mismo espacio rodeados de gente y enviarle a tu compañero/a un mensaje que cree intimidad entre vosotros, se crea un nuevo espacio de afectividad, de juego, incluso erótico si así lo queremos.

Muchas personas se sienten más cerca de su pareja gracias a estos sistemas de comunicación. Gracias a las vídeo llamadas, puedes estar en Austria y tu compañero en Nueva York y vivir momentos del día casi como si estuvierais juntos.

Las personas más tímidas tienen en estos medios un lugar ideal para poder expresarse sin exponerse a las miradas de su interlocutor. Nos atrevemos a decir muchas más cosas al poder contar con la capacidad de escondernos. Podemos redactar toda una declaración de amor y enviarla, sin tener que ver el lenguaje corporal del destinatario de nuestro mensaje y lo que puede conllevar de desilusión si la respuesta es negativa.

Otro factor es el tiempo, no es necesario seguir el protocolo habitual que realizamos al encontrarnos con alguien cara a cara; saludar, preguntar por cómo se encuentra, la familia… Las redes nos permiten economizar, podemos enviar preguntas directas sin dar las vueltas que “según las buenas costumbres y maneras más tradicionales” nos dictan. “¿A qué hora es la fiesta?” o “Enhorabuena por tu ascenso”, son mensajes directos que no necesitan de más adornos.

Dentro del factor tiempo, también nos encontramos con parejas que organizan su día a día sobre la marcha. Ya no es necesario prever las tareas con tanta antelación. Podemos enviar un mensaje de “Recoge la ropa del tinte, porfa” o “Tengo la documentación que me pediste”, y disponer de nuestro tiempo a conveniencia.

Conocer gente en la red

Por otra parte, son muy útiles a la hora de conocer gente en la red o de ligar por internet. Las redes son tan amplias que todo tiene cabida, y dependiendo de lo que busquemos podemos encontrar sitios online que nos ayuden a superar esa timidez o falta de tiempo que hace que no logremos contactar con la persona deseada.

Si lo que quieres es un servicio serio, asegúrate de contar con un equipo profesional y con experiencia, no te dejes llevar por falsos perfiles o invitaciones que te harán perder el tiempo y no te llevarán a ningún sitio. Las webs que ofrecen entrevistas personales (face to face) te garantizan que detrás de la máquina existe un grupo de personas preocupadas porque consigas tus objetivos de forma óptima.

De cualquier manera, a día de hoy, verse, hablarse y tocarse ganan puestos frente a la comunicación electrónica. De momento son imprescindibles, veremos que nos deparará el futuro.

Datos extraidos del artículo de Piergiorgio M. Sandri “El amor en los tiempos de WhatsApp”

Publicado en lavanguardia.com

Siéntase libre de comunicarse directamente con nosotros, haga que las cosas sucedan.
Número de móvil +34 698 52 23 72.
Estaremos encantados de asesorarte y resolver tus dudas.
Nuestro horario de atención telefónica es de 10:00h a 20:00h de lunes a viernes.

También puede contactarnos por email:
info@munaymatchmaking.com

Si estás interesado en ser AFILIIADO (opción gratuita) y conocer a nuestros exclusivos clientes,
ENTRA AQUÍ

Date la oportunidad de encontrar una relación de alto nivel de la
manera más segura y profesional.
¡No vas a perder nada, pero puedes ganar mucho!


EN MUNAY MATCHMAKING MINIMIZAMOS LOS RIESGOS Y AUMENTAMOS TUS POSIBILIDADES.

¿Por qué elegirnos?Nuestro Proceso