Parejas Estables de Élite
Exclusivo · Privado · Confidencial ~ Servicios en Andalucía

Códigos para una primera cita

ESTÁ EN VOSOTROS EL APLICARLO O NO, POR ESO SON CÓDIGOS Y NO LEYES

ÁMATE

Lo más importante que puedes hacer para atraer el amor y la felicidad a tu vida es amarte tú. La idea de que podrás disfrutar de la felicidad una vez que tengas esa persona ideal con quien compartirla es absurda y equivocada. Si en estos momentos no te sientes ya pleno y feliz, no esperes que nadie te lo vaya a aportar.
La felicidad es un estado conciencial de cada ser humano, se encuentra en tu interior, no la busques ni en otra persona, ni en los estímulos externos.
Uno de los mayores errores de la persona es el exceso de expectativas en la 1ª cita, cambia tu programación. Sal con la única intención de tener una experiencia agradable con alguien nuevo. Mantente vital, relajado, alegre e ilusionado, es tu primer encuentro, no es una entrevista de trabajo, saca el niño que hay en ti.

ABRE TU MENTE

Mantén tu mente abierta, no empieces por juzgar. Cualquier cosa puede suceder siendo tu mismo, deja la careta en casa, no trates de controlar las situaciones, tan solo vive el momento y aprende de ello. Encuentra siempre los aspectos positivos de las personas que llegan a tu vida, nunca sabes como podrás interactuar con ellas, ni como se manifestarán en la misma. No trates de impresionar a nadie, el dar tu propia opinión es lo mas acertado para seducir a una persona.
Cuando tratamos de aparentar algo que no somos afloran nuestras carencias. Deja que la persona se enamore de quien realmente eres..

EL TIEMPO ACONSEJADO DEL ENCUENTRO

No debe exceder de la hora y media, aunque os lo estéis pasando bien debéis quedaros con las ganas de acceder a una segunda cita. Trata de mantener una conversación interesante, trata temas que sepas que le puedan interesar y le harán sentirse cómodo/a, escucha sus respuestas con interés, mírale a los ojos cuando te dirijas a la persona. Lo importante es no caer en un interrogatorio formal, habla de lo que te apetezca en ese momento, sin que te resulte forzado.
Deja que cada cual cuente lo que le parezca. No conviene presionar a nadie para que diga algo que no pretendía contar.

ESCUCHA

Aprende a escuchar, que no es lo mismo que oír. La primera cita es para conocerse, y tratar de visualizar un futuro. No cuentes historias del pasado, no hables de tu ex parejas, ya llegará su momento pero no tiene que ser en el primer encuentro. Es el momento para conversar sobre cada uno y no de terceras personas.
Cuida tu lenguaje corporal, este es parte de tu atracción y revelará tu atractivo, entusiasmo, desesperación o miedo.

OBSERVA

Ten en cuenta que la primera impresión se puede prestar a equívocos. Es cierto que en lo primero que te centras es el físico y su estilo, pero no siempre es lo más importante, también cuenta la modulación de la voz, el entusiasmo al transmitir una vivencia o la risa ayudan muchísimo. El ser extrovertido, empático y alegre, ni imaginas lo que te puede aportar.
Claro que cuentan las primeras impresiones, pero lo que importa es conocer a la persona en todos sus aspectos, posiblemente haya alguna característica física lo personal que no te llenen totalmente, pero igual existen otras de las que te llegues a enamorar.

APÁGALO

Algo muy importante es apagar tu móvil, no permitas que una llamada interrumpa tu tiempo. Muestra respeto e interés por la persona que tienes delante.

CUIDADO CON EL ALCOHOL

El alcohol es un catalizador social, pero también puede ser explosivo y muy perjudicial para el progreso futuro de una relación. Bebe si te apetece, pero hazlo con moderación, una persona ebria, dirá todo lo que se le pase por la cabeza, perderá la capacidad de discernimiento y vuestro encuentro será un rotundo fracaso.

¿BESOS?

No es aconsejable el beso en una primera cita, al menos que se de con naturalidad. Evita todo contacto físico, no es el momento.

¿DESEAS HACERTE CLIENTE O AFILIADO?

NECESITAS AMARTE, PARA AMAR
RESPETARTE, PARA RESPETAR
VALORARTE, PARA VALORAR
ACEPTARTE, PARA ACEPTAR
RECUERDA NADIE PUEDE DAR, LO QUE NO TIENE